La tecnología avanza a pasos agigantados cada día, y las telecomunicaciones juegan un papel enorme en este cambio; especialmente Internet, quien como ecosistema y actor, permite este desarrollo y a su vez sufre las consecuencias del mismo. Por esto, actualmente es norma para todas empresa de cualquier sector, estar en línea, y vemos como las necesidades de consumo de internet y de mejoramiento de la velocidad, van en incremento cada día. Y como consecuencia de lo anterior, es lógico pensar que sistemas lentos de comunicación significan pérdidas de eficiencia, impactos negativos en ventas, disminución de los tiempos de respuesta, y en consecuencia, detrimento económico.

Para poder satisfacer las necesidades de telecomunicaciones, debemos diferenciar tres grupos diferentes de enlaces, siendo estos, enlaces cableados por cobre y fibra óptica (F.O.) e inalámbricos.

Cobre

El cableado de cobre es el más antiguo de los sistemas ya que data de fechas antes de Internet o de sistemas de conectividad de datos, e incluso aún hoy es utilizado para comunicación telefónica análoga. Debido a su amplio uso, los costos de implementación suelen ser inferiores que su contraparte en F.O. y aunque en costos no compite con ciertas tecnología inalámbricas, las sobrepasas  en rend2961-groupimiento en escenarios empresariales.

El cableado en cobre para transmisión de datos se conoce comúnmente como Par Trenzado, y puede ser con o sin blindaje, con blindaje global o por par, según sus características se definen como U/UTP, U/FTP, F/UTP, S/UTP, SF/UTP, F/FTP, S/FTP o SF/FTP.

Los cableado en cobre son separados en categorías (CAT.) según su capacidad de ancho de banda (medida en Hz), se determina su velocidad máxima de transmisión (throughput), actualmente son mayormente utilizados tres de ellas, CAT5e, CAT6 y CAT6A; las cuales tienen aplicaciones para velocidades de hasta 1Gbps para el CAT5e en distancias no mayores a 100m, y de hasta 10Gbps para los CAT6 y CAT6A en distancias no mayores a 30m y 100m respectivamente.

Fibra Óptica

La F.O. es una tecnología que permite transmitir datos a través de hilos delgados de un material especial de alta transparencia, que puede ser bien vidrio o un polímero. Esta tecnología viene siendo utilizada desde 1980, aunque su invención se dió durante la década de 1970.fibre

Debido a su capacidad para manejar anchos de banda mayores al cobre y poder extenderse largas distancias sin pérdidas, hicieron de esta la mejor opción para compañías proveedoras de internet y cable, lo que ocasionó que su precio, que si bien sigue siendo mayor que el cobre, disminuyera significativamente en los últimos años.

El cableado de F.O. para la transmisión de datos, se divide en dos categorías, MultiModo (M.M., Multi Mode en inglés) y MonoModo (S.M., Single Mode en inglés).

El primero es hecho principalmente de fibras de vidrio y cuenta con núcleos de entre 50 y 100 micrómetros de diámetro, generalmente es de 62,5 μm, para hacerse una idea, el cabello humano tiene un diámetro en promedio de 50 μm. La F.O. M.M. permite velocidades de transmisión de hasta 100 Gbps en distancias de hasta 150m, aunque comúnmente se utiliza para 10Gbps en distancias de hasta 400m.

La F.O. S.M. es hecho de un filamento único y continuo de vidrio con un diámetro de entre 8,5 y 10 μm. Permite velocidades de 10Gbps en distancias de hasta 40Km.

Cobre o Fibra Óptica?

Siguiendo las explicaciones de cada tipo de cableado, podemos fácilmente concluir cual alternativa utilizar según las necesidades de velocidad y distancia que requiramos. Sin embargo, hay otros factores a considerar antes de decidir cuál utilizar.

Costo: Si bien el precio de la F.O. ha caído en los últimos años, aún sigue siendo mayor que el de su par en cobre, además, debemos contemplar que la mayoría de los equipos de telecomunicaciones (Routers, Switch, NICs, etc.) vienen adecuados para conexiones con cables de cobre, por lo que para poder utilizar F.O., se debe incurrir en la compra de equipos y/o accesorios adicionales para poder hacer la conexión, bien sean equipos con conexión SFP para adaptadores (transceivers) de F.O., o conversores de medio para convertir la señal óptica de la fibra en señal eléctrica para el cobre.

Interferencia electromagnética: Sin entrar en detalles técnicos, el cable de cobre se ve enormemente afectado por fuentes de radiación electromagnética (EMI por sus siglas en inglés), como bien pueden ser, cables de transmisión eléctricos, sistemas de ignición rotativos (i.e. carros, máquinas, etc.), celulares, tormentas eléctricas, e incluso el sol. La F.O., debido a su naturaleza óptica es completamente inmune a las EMI por lo que puede ser conducido a la par de cualquier otro cableado sin problemas.

Menor atenuación: Al viajar largas distancias, las señales van perdiendo fuerza debido a varios factores, uno de ellos es la atenuación de la señal, que se ocasiona por la resistividad del cableado que la conduce. La F.O. tiene una pérdida de señal por atenuación de entre 0,1 dB y 0,3 dB por cada 100m, por el contrario, un cable U/UTP CAT6 puede llegar a tener una pérdida de señal por atenuación de hasta 20 dB por cada 100m a 100MHz.

Durabilidad: Si bien es un factor que depende de muchas variable (marca, tipo, protección, calidad de la instalación, etc.), por normal general, la F.O. tiene una mayor durabilidad que el cobre.

Peligro de incendio: Si bien es poco común que el cableado de cobre se incendie, siguen siendo una fuente de ignición ya que estos conducen electricidad. Por el contrario la F.O. no conduce electricidad en absoluto.

Tecnología inalámbrica

Por último, tenemos los sistemas de transmisión de datos sin cables. Esta tecnología, o más exactamente, conjunto de tecnologías, permiten transmitir datos a través de ondas de radio. En el mercado vemos comúnmente tecnologías de transmisión celular 3G y 4G, y tecnologías para redes de datos WiFi. Para el alcance de este artículo, la primera opción no será contemplada como una alternativa viable para redes empresariales ya que su uso es mayormente para comunicaciones de largas distancias y si bien es completamente posible tener sistemas tipo VPN o MPLS de uso permanente vía 3G o 4G, su uso no es recomendable debido a que su relación costo/beneficio las hace inviables.

Las tecnologías inalámbricas, como ya se indicó, son sistemas que funcionan vía ondas de radio, y tal como vemos en sistemas de radiodifusión, las tecnologías para transmisión de datos, funcionan igualmente en ciertas frecuencias. Las frecuencias más comunes son 2,4, 5, 12 y 24 GHz; sin embargo, debemos tener presente que en cada país, se contemplan leyes que permiten o no el uso libre de las mismas.

En el caso de Colombia, la resolución 711 de 2016 de la ANE (Agencia Nacional del Espectro), establece que las frecuencias libres para uso de radiocomunicaciones de corto alcance (RCA) para fines industriales, científicos o médicos, domésticos o similares (IMC) son:

Límite inferior (MHz) Límite superior (MHz)
6,765 6,795
13,553 13,567
26,957 27,283
40,66 40,7
902 928
2400 2483,5
5725 5875
24000 24250
61000 61500
122000 123000
244000 246000

La tecnología inalámbrica es ampliamente utilizada en todo tipo de ambientes, desde empresas, sitios públicos, eventos, hasta el hogar debido a ciertas características como son:

Movilidad: Es sin duda la característica principal de estos sistemas ya que permiten una conectividad instantánea, rápida y sin restricciones, por lo que cualquier equipo conectado a la red se puede desplazar con cierta libertad sin tener que mover físicamente ninguna conexión. Debido a esto su uso se ve ampliamente ligado a equipos portátiles y equipos móviles.

Facilidad de implementación: Al contrario de sus contrapartes en F.O. o cobre, para implementar una solución WiFi para conectar diez clientes, por ejemplo, solo bastaría un punto alámbrico conectado a un Access Point (AP), cuando por cable, se requerirían diez puntos de red independientes.

Sin embargo, esta solución también tiene sus desventajas, como son:

Interferencia: Como bien se aclaró con los cableados de cobre, en el ambiente se encuentran ciertos ruidos que generan pérdidas de datos. Sin embargo, la tecnología de radiocomunicación cuenta con bastantes más elementos que pueden interferir con la calidad de la transmisión. Aparte de la pérdida de señal relacionada al cable por el que se conectan los AP, debemos sumar un nuevo tipo de interferencia inalámbrica, que no son más que equipos que por su funcionamiento también trabajan en la misma banda de frecuencia que el WiFi. Por ejemplo, dentro de la banda de los 2,4 GHz, la banda más común para WiFi, encontramos no solo otras señales de WiFi vecinas, sino también, dispositivos Bluetooth, celulares, teléfonos inalámbricos tradicionales e incluso microondas.

Seguwifi-10x10-fbridad: La seguridad juega un papel cada vez más importante dentro de las telecomunicaciones, bien sean de uso personal o corporativo. Debido a su funcionamiento, los sistemas inalámbricos son más susceptibles de ser atacados con métodos como el del hombre del medio (Man-in-the middle Attack) que consiste en hacer un “tapeo” de la comunicación para escuchar lo que se está diciendo (o en este caso, transmitiendo). Esta facilidad para ejecutar el ataque se debe a que los datos que transmitimos, están de forma literal, flotando alrededor nuestro, por lo que, con equipos adecuados, el atacante podrá interceptar esos datos y utilizarlos con fines no legales y con repercusiones para la empresa. Siempre entonces, se recomienda utilizar sistemas inalámbricos cifrados con WPA-2.

Densidad de usuarios: Debido a estrategias de marketing de las empresas proveedoras de equipos y servicios WiFi, hemos escuchado como cada dispositivo WiFi es capaz de soportar hasta 250 o 254 clientes, si bien esto en teoría es cierto, ya que es la cantidad máxima de clientes para un subnet tipo C (192.168.0.0/24), en la práctica no está más alejado de la realidad. En primer lugar, debemos tener en cuenta que cada AP debe procesar todos las solicitudes de los clientes, esto genera que los procesadores de estos equipos limiten la capacidad del mismo, y adicionalmente, la condición es más crítica si tenemos en cuenta que la comunicación es (o se espera que sea) cifrada, por lo que se debe cifrar/descifrar cada comunicación.

Otro elemento fundamental es la velocidad de cada equipo, si tenemos equipos que funcionen con estándar 802.11ac, tendremos una velocidad máxima teórica de 866,7 Mbps la cual debemos distribuir entre cada uno de los clientes conectados al mismo equipo, por lo tanto, si tenemos conectados 30 equipos al mismo AP (cantidad máxima recomendada), tendremos que a cada uno le corresponderá no más de 28,8 Mbps en un uso intensivo de la red. Aunque existen formas de mejorar dicha situación, como son el cambio de banda o balanceo de cargas de algunos sistemas en ambientes Multi-AP, estas son solo recomendables en espacios donde las soluciones por cable sean complejas o inviables (centros comerciales, salones de café, salas de reuniones, etc.), pero no para la conexión de varios equipos que requieren hacer uso de la red o de la infraestructura central (backbone).

Cableado o inalámbrico?, decisión final

La respuesta claramente depende de muchos factores, el primero que debemos considerar es el qué vamos a hacer en nuestra red, será para almacenar documentación en un servidor, trabajo colaborativo, vídeo-conferencia, sala de reuniones, brindar conectividad a nuestros clientes?. De esta respuesta se debe igualmente considerar la velocidad requerida por usuario, la pérdida de paquetes permitida (es una operación crítica o no?), el costo global asociado (es una nueva oficina o se deben realizar obras civiles adicionales?).

Si bien cada caso es diferente y no es posible dar una respuesta única, siempre se recomendará utilizar cableado en fibra para la conectividad del backbone y de sitios de trabajo separados, cobre para la conexión de los puntos finales para los equipos, incluso si son portátiles y por último utilizar tecnologías inalámbricas para conectar equipos móviles, tablets y en espacios donde la movilidad es mayor como son salas de reuniones y cafés. Igualmente, si se requiere conectar dos sitios separados para lo cual el costo de las soluciones cableadas sería muy elevado y ambos sitios tienen un campo de visión compartido, se podrían utilizar sistemas de comunicación con radio enlaces.

Siempre es recomendable, antes de tomar cualquier decisión, buscar asesoría con especialistas. Recuerde que en DATTICS siempre encontrará soluciones integrales a su medida.