Día a día nos encontramos en situaciones donde nos vemos en la necesidad de instalar o reubicar un punto de red en nuestro sitio de trabajo. Esta condición es intrínseca al hecho de tener infraestructura física de red en nuestra compañía, esto debido al hecho que por más planeación que tengamos, organización y proyección del futuro, siempre tendremos que adecuarnos a las necesidades reales de nuestra compañía y la variabilidad de sus requerimientos.

Sin embargo, dichos cambios e instalaciones, siempre deberán contar con el respaldo requerido por la compañía a fin de garantizar el correcto funcionamiento de la red y de sus procesos por supuesto. Lamentablemente, en el día a día, vemos que la gran mayoría de instalaciones de red que se realizan en el mercado, especialmente en nuestros países, no cuentan con ningún respaldo a través del cuál, se valide la capacidad del punto de red instalado.

Y cuando si se hace, lo primero que se nos viene a la cabeza es la necesidad de certificar el cableado, sin embargo, esta no es la única alternativa existente y se deberá conocer a detalle el requerimiento final para poder utilizar una u otra herramienta.

Qué tipos de pruebas podemos hacer sobre el cableado?

Para los diferentes tipos de cableado de red de cobre, se pueden realizar tres pruebas: Verificación, Calificación y Certificación.

Verificación

La verificación se realiza generalmente con equipos que comprueban la continuidad eléctrica de cada una de las líneas del cableado de par trenzado, estas herramientas son de bajo costo.

Las herramientas de verificación generalmente las utiliza cualquier técnico que pasa y termina cables o realiza traslados, adiciones y cambios básicos. Estas herramientas se utilizan como una primera línea de defensa en la detección de fallos en las conexiones y en los pares de cables.

Si bien, es un primer paso importante, el hecho de tener comunicación eléctrica en cada par del cableado, no garantiza de ningún modo que el punto de red instalado satisfará las necesidades del negocio.

Calificación

La calificación determina si un enlace de cableado actual puede o no admitir determinadas velocidades y tecnologías de red.

Los comprobadores de calificación permiten realizar una serie de pasos para solucionar problemas a fin de aislar mejor el cableado de los problemas de la red. Por ejemplo, un primer paso en la solución de un problema de conectividad de red puede ser verificar la velocidad y la configuración dúplex de los dispositivos conectados. Si el comprobador muestra que la configuración coincide, pero el problema persiste, se puede realizar entonces una prueba de calificación. La prueba de calificación permitirá identificar si la causa del problema es un ancho de banda insuficiente en el cableado. Conocer la capacidad del ancho de banda del cableado permitirá cerrar los avisos de información de averías con más rapidez y ayudará a garantizar actualizaciones perfectas a velocidades de red superiores.

Si se necesita saber si el cableado actual es compatible con la red 1000BASE-T, la herramienta de calificación es la elección adecuada. Si necesita solucionar problemas de conectividad y aislar los problemas de cableado de los problemas de red, la calificación es la solución perfecta. Si posee una red actual y está realizando pequeñas adiciones, traslados y cambios o está configurando una red temporal y sólo necesita calificarla para una tecnología de red específica, la herramienta de calificación es una buena opción.

Certificación

Si se necesita verificar que todo el cableado se haya instalado correctamente y cumpla con las especificaciones de enlace TIA o ISO, deberá certificarlo. Si usted se encuentra en un entorno de solución de problemas y necesita mostrar claramente que el enlace que está probando no cumple con los requisitos de rendimiento de la categoría 5e o 6 de acuerdo con las normas TIA o ISO, su única opción es la herramienta de certificación. Si usted posee una combinación de cableado de fibra y cobre y con frecuencia necesita comprobar ambos, las herramientas de certificación de cableado son las más adecuadas para esta tarea.

Generalmente, cuando se realizan instalación amplias de cableado estructurado con inversiones altas de capital en elementos nuevos, se recomienda la certificación, ya que esta será la única forma de validar garantías ante los fabricantes de cableado.